¡¡PELIGRO!!…LA PROTECCION DE LA INFANCIA EN GALICIA.

20th Dic 2016

Contamos los gravísimos hechos, donde un menor de cuatro años, que lleva dos en acogimiento de familia extensa con los abuelos paternos, es rescatado por la guardia civil del coche donde su abuela iba conduciendo en estado de embriaguez (una tasa de alcohol aspirado de 0,73g/l), por el que estuvo horas detenida y por lo que fue condenada en juicio rápido por los hechos que se relatan.

Añadir a este tema que la familia materna del menor, llevaba dos años advirtiendo a los técnicos de menores mediante escritos con silencios administrativos como respuesta, que existía la sospecha de consumo de alcohol en la abuela acogedora y que el menor estaba en situación de peligro.

Completando la información, el padre biológico se negó a firmar el acogimiento con su madre porque “era alcohólica y no le parecía un ambiente bueno para su hijo”…

Aclarar que a los padres biológicos le retiraron la custodia del niño por consumo de alcohol, obligándoles la administración a una terapia de desintoxicación de un año para recuperar la custodia..

¿Y cual fue la decisión tomada por el equipo de menores? Después de veinte dias, donde el menor estuvo en acogimiento provisional con la familia materna y con sus hermanos Y obligan a la entrega del menor a su abuela paterna condenada ya por los hechos y con dos informes policiales que lo avalan.

La administración en ningún momento, da explicaciones por medio de una resolución administrativa, ni pone medidas preventivas (que sepamos) para que el menor no vuelva a estar en peligro.

Evidentemente que estos hechos han sido puestos en conocimiento de la Conselleria de Politica Social, en concreto, la directora general , que por ahora continua en silencio administrativo. También se ha recurrido al equipo de la valedora do pobo, que por experiencia es el organismo más serio en velar por los derechos de los menores en esta comunidad.

Evidentemente, nos acogeremos a las medidas legales y judiciales, para defender los derechos de este menor, que se encuentra si nos acogemos a la ley de la infancia, en situación de riesgo y peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *